¿Cómo funciona el diferencial de un coche?

07 Mayo, 2021

Body: 

El diferencial es una de las partes más importantes de un vehículo. Te contamos en qué consiste y cómo funciona cuando estamos en circulación.

Un vehículo tiene muchísimos componentes. Algunos buscan mejorar la experiencia en la conducción y otros son imprescindibles, para que nuestro coche se pueda conducir.

Entre los elementos más importantes que podemos encontrar en la mecánica de un coche, el diferencial tiene un lugar destacado.

Algunos coches eléctricos están fabricándose sin requerir de él, pero a día de hoy, prácticamente todos los vehículos en circulación lo necesitan.

En este artículo vas a poder conocer todo sobre el diferencial de un coche, las partes que lo componen y su funcionalidad.

¿Para qué sirve el diferencial de un coche?

El diferencial del coche es necesario para que la rueda exterior del vehículo gire más rápido que la rueda interior cuando se toma una curva.

Esta característica es necesaria, porque la rueda exterior en una curva recorrerá más distancia que la interior, por lo que las dos tendrán que ir a velocidades diferentes.

Esto no se aplica en todas las ruedas. El diferencial de un coche actúa solamente sobre las ruedas motrices.

Ahora bien, cada coche puede tener unas ruedas motrices distintas. Los coches que presentan tracción delantera los tienen delante y los de tracción trasera, detrás.

La excepción está en los coches que tienen tracción total. En ellos todas son ruedas motrices. Sin embargo, también pueden tener un diferencial central para un funcionamiento óptimo.

¿Cómo funciona cada parte de un diferencial de coche?

Un diferencial basa su funcionamiento en sus propios componentes. Con ellos consigue recibir el giro de un único eje y así lo transmite a las ruedas para que vayan a velocidades distintas.

El primer componente a tener en cuenta es la corona, que transforma el eje de giro que lleva desde la caja de cambios a uno que sea compatible con las ruedas.

En segundo lugar tenemos los satélites. Se trata de piñones que están soldados a la corona. Estos componentes giran con total libertad y transmiten el giro de la corona a los palieres.

Gracias a que giran con esta libertad, el diferencial absorbe la diferencia de giro entre los dos palieres.

Por último tenemos los planetarios. Se trata de piñones que reciben el movimiento que realizan los satélites y así motivan que los palieres giren.

Los diferenciales autoblocantes

El sistema diferencial ofrece, en la teoría, una utilidad imprescindible para poder conducir coches en las carreteras actuales.

Sin embargo, la dinámica del diferencial también tiene efectos secundarios. Por ejemplo, si una rueda pierde agarre, todo el giro provocado por el motor va directo hacia esa rueda.

En contraste, la rueda que sí consigue un buen agarre y que en realidad necesita este giro, se puede quedar parada.

Con el fin de evitar que se produzca este efecto, tenemos los diferenciales autoblocantes, que encontramos sobre todo en coches de tipo deportivo.

En la actualidad podemos encontrar varios tipos de diferenciales autoblocantes:

  • Diferenciales autoblocantes electrónicos.

  • Diferenciales autoblocantes Torsen.

  • Diferenciales autoblocantes con deslizamiento limitado.

  • Diferenciales autoblocantes Haldex.