¿Puedo sustituir mi coche por avería?

11 Septiembre, 2020

Body: 

Las opciones de garantía en coches nuevos siempre crean dudas en los consumidores. ¿Es posible sustituir un coche si se sufre una avería? Te detallamos todas tus opciones.

 

Cuando compramos un coche nuevo queremos que funcione en perfecto estado y, si hay el más mínimo fallo, que tengamos coberturas suficientes como consumidores, para ver satisfechos nuestros derechos.

 

Tenemos derecho a disfrutar de un coche nuevo si hemos pagado por ello. Tanto si es el que nos han entregado, como si tiene que ser otro con las mismas características, porque el primero no ofrecía el rendimiento prometido. ¿Pero tenemos derecho a exigir esta sustitución en caso de avería?

 

Ley de Garantías en España

 

En España todos los vehículos recién comprados se acogen a la llamada Ley de Garantías. Según esta Ley, el vehículo tiene 2 años desde el momento de su compra, por los que el vendedor debe responsabilizarse de cualquier avería o fallo de funcionamiento, vinculados a un problema de fabricación o a piezas defectuosas.

 

Por tanto, de cara a esta Ley, si nuestro vehículo nuevo dentro de este período sufre una avería, tenemos a nuestra disposición todos los cauces necesarios, como para que podamos disfrutar del coche en un rendimiento acorde al contrato de compra-venta.

 

¿Entra aquí la sustitución de un coche? La respuesta es que sí, pero cumpliendo ciertas condiciones que pueden marcar la diferencia.

 

Sustitución de un coche por avería

 

Pongamos un ejemplo. Si nuestro coche a las dos semanas de sacarlo del concesionario falla, lo llevaremos al taller para ver qué le sucede.

 

Si en el taller nos indican que hace falta una reparación costosa, hay una situación en la que es permisible la solicitud de un nuevo coche. Se trata de cuando la reparación puede resultar más cara, que la sustitución por un coche nuevo.

 

En ese caso, se procedería a sustituir el coche por uno nuevo, en perfectas condiciones. No debería suponer ningún coste adicional al cliente.

 

Por otro lado, también es posible escoger la reparación de las piezas, algo que en determinadas ocasiones puede ser más rápido que iniciar de nuevo la espera para la entrega del nuevo coche.

 

Además, en ambas situaciones, tú no afrontas los gastos. Debe ser el concesionario quien se responsabilice de todo, ya sea el coste de un coche nuevo o la reparación/sustitución de las piezas defectuosas.

 

Cuándo se extingue la garantía

 

Esta situación nos deriva a otra también interesante desde el punto de vista de la garantía. Si, efectivamente, aprobamos la sustitución de una pieza por otra nueva, la garantía sobre el vehículo original ya no permite la opción de sustitución.

 

Por tanto, podremos reparar el coche, pero sin piezas originales, en la siguiente avería tendremos que optar por la reparación o la sustitución de las piezas defectuosas, ya que no podremos solicitar la sustitución por un coche nuevo, independientemente del coste que suponga.

 

Aquí, no obstante, tenemos otro condicionante. Para que esto sea aplicable, la reparación debe haber sido satisfactoria. Si reparan tu coche pero este sigue dando los mismos problemas, se considera que la avería no ha quedado arreglada y, por tanto, vuelve a ser posible solicitar la entrega de un nuevo vehículo.

Visita ahora...