¿Qué hacer si el velocímetro del coche no funciona?

23 Abril, 2021

Body: 

El velocímetro es uno de los elementos más importantes de nuestro panel de instrumentos. Te contamos qué hacer en caso de que veas que no funciona correctamente.

El velocímetro se encarga de indicarnos la velocidad a la que circulamos con el vehículo en tiempo real.

Gracias a esta indicación, podemos adaptar nuestra conducción a las condiciones de la carretera y el tráfico, así como a las limitaciones impuestas en cada momento.

Si el velocímetro falla, estaremos conduciendo a una velocidad diferente de la indicada en el panel y esto es un riesgo importante para nuestra seguridad y la del resto de vehículos.

Por este motivo, si identificamos cualquier fallo en el funcionamiento del velocímetro, debemos actuar lo antes posible.

El margen de error en el velocímetro

Antes de entrar en las acciones a realizar si el velocímetro del coche no funciona, debemos hacer referencia al margen de error.

Pese a que el desarrollo tecnológico permite cada vez una mayor precisión de los datos, lo cierto es que un velocímetro puede errar en su lectura de velocidad.

Esa diferencia entre la lectura del velocímetro y la velocidad real del vehículo es lo que se conoce como "margen de error del velocímetro".

La ley actual tiene constancia de este margen de error y lo admite en situaciones en las que por radar se identifica que el vehículo conduce a una velocidad inadecuada.

Gracias a que cada vez la precisión de los velocímetros es mayor, el margen de error también es mínimo. Actualmente está entre 5 y 7 Km/h respecto a la velocidad registrada.

¿Cuándo no funciona el velocímetro de un coche?

Normalmente hay dos señales claras de que el velocímetro puede estar fallando. La primera de ellas es cuando refleja una velocidad irreal a la que estás conduciendo.

Si detectas que los registros del velocímetro no pueden ser correctos según la conducción que estás realizando, es probable que sufra alguna avería.

La otra señal evidente de que el velocímetro falla es cuando no ofrece lectura alguna. Dado que la mayoría de sistemas ahora son eléctricos, es difícil que se dé esta situación, pero no imposible.

¿Qué hacer en caso de fallo del velocímetro?

El velocímetro es un elemento imprescindible para la seguridad en la conducción. Si detectas cualquier fallo, debes llevar tu coche al taller lo antes posible.

También puedes comprobar por tu cuenta dónde está el origen del fallo. Normalmente puede estar relacionado con el cable de conexión.

Un fallo en el contacto o incluso rotura del mismo, provocaría incoherencias en la velocidad mostrada con la real a la que se conduce.

En ocasiones el fallo del velocímetro puede ser más una consecuencia que una causa. Si notas que se producen más fallos electrónicos y otros identificadores tampoco funcionan, es posible que se trate de una avería más general.

En cualquiera de estos casos, la mejor opción siempre es llevar el coche a un taller, ahora bien debes tomar las precauciones adecuadas.

Incluso en fallos mínimos, lo ideal es que solicites un servicio de asistencia, para que lleven tu vehículo al taller.

Conducir con un velocímetro averiado, por mínima que sea la diferencia con respecto a la velocidad real, supone un riesgo innecesario que no deberías asumir.