Beneficios para profesionales del leasing

07 Noviembre, 2019

Body: 

El leasing para empresas es cada vez una opción más interesante de obtener un coche nuevo. En este artículo te contamos los beneficios que incentivan a más profesionales esta opción.

 

El leasing es una alternativa a la adquisición tradicional de un coche. En lugar de comprarlo, la empresa tiene la posibilidad de firmar un contrato de alquiler por su uso, con opción de compra al final del mismo.

 

Esta modalidad tiene además ciertas características, que la presentan con un gran atractivo para muchos profesionales.

 

Estos son los principales beneficios para empresas que permite la opción de un leasing de coches.

 

Disfrutar de un nuevo coche de mayor categoría

 

La imagen de la empresa es importante. El coche con el que se traslada un profesional es uno de los elementos más vinculados con ello.

 

Gracias al leasing, podemos contar con un coche nuevo, con la posibilidad de renovarlo cada poco tiempo.

 

Además, las opciones de financiación son tan amplias, que normalmente se escoge un coche superior al que se obtendría por el mismo valor en una operación de compra directa.

 

Esto también es un beneficio a nivel de confort y seguridad para los profesionales de la empresa, que van a utilizar este coche durante su jornada laboral.

 

Todas estas prestaciones hacen que el leasing no solo se vincule al contrato por un vehículo, sino que algunas empresas lo aplican para contar con una flota entera renovada, de la mejor calidad posible.

 

El leasing y la liquidez

 

No necesitas inversión y eso es algo clave para la mayoría de empresas. En lugar de ver reducida tu liquidez, puedes afrontar una partida presupuestaria pequeña todos los meses, con la que subsanar la cuota de financiación.

 

De hecho, el leasing permite financiar el 100% de toda la inversión, con cuotas que no van a variar y que, en todo caso, puedes ajustar a tus necesidades profesionales.

 

Si has conseguido liquidez suficiente, a la finalización del contrato tienes la opción de comprar el coche. Una forma bastante más asequible para una empresa de adquirir un vehículo sin un desembolso inicial tan grande.

 

Por descontado, la compra final del vehículo es completamente opcional. Muchas empresas en lugar de acogerse a ello, lo que hacen es renovar el contrato de leasing con la misma compañía, pero con un nuevo coche que tendrá mejores prestaciones.

 

Ventajas fiscales que ofrece el leasing

 

Uno de los motivos por el que el leasing está convirtiéndose en el modelo de financiación de coches preferido de las empresas, se basa en las ventajas fiscales que ofrece a todos los profesionales.

 

Tanto empresas como autónomos pueden desgravarse el leasing en concepto de contrato de alquiler, una opción con la que reducir de forma considerable los impuestos mensuales derivados del negocio.

 

Este beneficio del leasing afecta positivamente también a la liquidez de la empresa. Además de no haber tenido que afrontar una inversión, los impuestos a los que deberá hacer frente en cada declaración serán menores, gracias a poder desgravarse los derivados de cada cuota mensual.