Coches de sustitución Renault

24 Marzo, 2020

Body: 

El coche de sustitución Renault puede ser la salvación de una situación de movilidad urgente que te surja. ¡Te contamos todo lo que este servicio puede ofrecerte!

 

Contamos con que nuestra movilidad está asegurada por el simple hecho de tener un vehículo. Sin embargo, hay una infinidad de situaciones, por las que podemos vernos sin la posibilidad de utilizar nuestro coche.

 

Es en estos casos cuando los vehículos de sustitución Renault son de gran ayuda, dado que nos permiten seguir trasladándonos siempre que lo necesitemos.

 

Qué es el servicio de coche de sustitución Renault

 

El servicio de vehículos de sustitución que ofrece Renault, consiste en la entrega temporal de un coche para el cliente, durante el periodo en que por alguna razón no pueda utilizar el suyo propio.

 

Las circunstancias en que esta situación puede suceder son muy variadas. Estas son las más frecuentes:

 

  • Avería del vehículo, a esperas de la sustitución o arreglo de piezas o electrónica.

  • Accidente, que haya afectado al vehículo de forma que no se puede conducir con él.

  • Robo de coche.

 

Cómo funciona el servicio de coche de sustitución Renault

 

El coche de sustitución Renault es un servicio que puede utilizar el cliente cuando se dan las circunstancias apropiadas para aprovecharlo.

 

Durante un periodo estipulado, el conductor utilizará un vehículo de la marca Renault, que se le entregará en su taller.

 

El tipo de vehículo depende de varios condicionantes, entre ellos la gama de coches disponibles que haya en ese momento.

 

En la mayoría de casos, no obstante, son coches de una tipología similar al que está asegurado.

 

Cuándo puede aprovecharse el coche de sustitución Renault

 

El tomador del seguro puede solicitar un coche de sustitución Renault cuando se da alguna de las situaciones anteriormente descritas (robo, accidente, avería).

 

No obstante, cada situación puede condicionar el momento en que puede aprovecharse el coche de sustitución.

 

En el caso de un robo, por ejemplo, se debe esperar de 24 a 72 horas, desde el momento en que se puso formalmente la denuncia.

 

En cualquier caso, el coche de sustitución es siempre entregado en el taller de la red que tiene Renault en todo el país o, si es aplicable, en el taller exacto donde se está haciendo la reparación del vehículo.

 

Hay que tener en cuenta, además, que el vehículo de sustitución debe devolverse en cuanto el coche del propietario está ya disponible. Incluso aunque el periodo acordado de antemano fuera de más días.

 

Para qué sirve el vehículo de sustitución

 

La utilidad del vehículo de sustitución es muy clara: Que puedas mantener tu movilidad.

 

Si necesitas ir todos los días al trabajo en coche, una avería o incluso un robo, no debería privarte de esta movilidad.

 

Para el trabajo, para viajes o traslados de cualquier otro tipo, un coche de sustitución te garantiza poder seguir moviéndote con un vehículo de la marca Renault siempre que lo necesites.

 

Sin tener que esperar a una reparación, tener que acudir a empresas de alquiler de vehículos, ni otros servicios que te supondrían un coste adicional.