¿Cómo cambiar las bujías de un coche?

13 Octubre, 2020

Body: 

Cambiar las bujías de un coche es uno de los procesos más desconocidos por muchos conductores. Te contamos cómo hacerlo correctamente siempre que lo necesites.

 

Las bujías son elementos esenciales en el buen funcionamiento de un coche. Su aparente "mínima" función es la que permite que la gasolina y el aire de los cilindros se mezclen bien y el vehículo pueda funcionar.

 

Como otras partes de la mecánica del coche, unas bujías también pueden averiarse o desgastarse con el tiempo. Cambiar las bujías de un coche en el momento apropiado, puede evitarnos problemas importantes con nuestro vehículo.

 

Cuándo cambiar las bujías de un coche

 

El cambio de bujías de un coche suele hacerse aproximadamente cada 60.000 kilómetros. Obviamente es posible que lo tengamos que hacer antes, dependiendo en parte en el tipo de conducción que realicemos. A veces a los 35.000 kilómetros ya es recomendable cambiarlos.

 

En los coches diésel, las llamadas bujías de precalentamiento requieren un cambio más o menos a los 120.000 kilómetros.

 

También es importante destacar que las bujías deben cambiarse aunque solo una esté dando problemas. No debemos esperar a que todas estén desgastadas.

 

Qué necesitas para cambiar las bujías de tu coche

 

Para cambiar las bujías de tu coche sin riesgos y de forma correcta, estos son los elementos que debes procurar tener durante el proceso:

 

  • Unas bujías nuevas, que tengas confirmado que son del modelo correcto.
  • Llave de bujía, para quitarlas y poner las nuevas.
  • Carraca, con la que te será más fácil extraer las bujías.
  • Un soplador, que te ayuda a limpiar los orificios de las bujías.
  • Gafas para protegerte los ojos en todo problema.
  • Guantes para una manipulación sin riesgo de todas las piezas.

 

Cómo cambiar las bujías de un coche

 

En primer lugar debemos preparar el coche, para hacer el cambio adecuadamente. Asegúrate de que el motor está frío y el coche lleva parado 2 o más horas.

 

Luego localiza las bujías. Suelen estar  bajo el protector de plástico del motor. Una vez localizadas empieza el proceso práctico de sustitución.

 

Quita primero el cable de alta tensión de la primera bujía que vas a cambiar. Hazlo desde el capuchón poco a poco, pues es un elemento delicado que podría romperse si lo haces de forma brusca.

 

Además, tienes que recordar cómo están conectados cada cable con su bobina, ya que luego hay que ponerlo exactamente igual.

 

Con la ayuda de la carraca o de un vaso hexagonal, junto con la llave de bujía, desatornilla la bobina de encendido. Solo tienes que aflojarla con estas herramientas y podrás sacarla con las manos.

 

Aprovechando un soplador, puedes limpiar el agujero de la bujía y así estará perfecto para acoger la nueva bujía.

 

Si puedes engrasa la bujía nueva y comienza a enroscarla, siempre con máximo cuidado y sin forzar. Una vez ya no puedas enroscarla más, utiliza la llave para apretarla correctamente.

 

Luego coloca de nuevo la bobina de encendido, siempre manteniendo el máximo cuidado a la hora de presionarla.

 

Por último, vuelve a conectar todo el cableado y habrás cambiado correctamente una bujía. Haz lo mismo con el resto de bujías y habrás terminado completamente todo el proceso.