Cómo cambiar la luna del coche

15 Octubre, 2021

Body: 

La luna del coche puede romperse o agrietarse. Te contamos las mejores opciones para hacer un cambio rápido y efectivo de este imprescindible elemento de tu vehículo.

La luna delantera del vehículo te ofrece la visibilidad que necesitas para conducir. Si está sucia, agrietada o presenta algún desperfecto, corres un riesgo muy alto de sufrir un accidente.

Por ese motivo, no hay duda alguna, a la más mínima imperfección en la luna del coche tenemos que tomar las medidas oportunas.

En este artículo te contamos cuáles son esas medidas y qué beneficios te ofrece cada una de ellas a la hora de cambiar o reparar la luna delantera.

Un seguro a terceros con lunas

La mejor forma de tener la coberturas adecuadas en caso de que tengas que cambiar cualquier luna del vehículo, es con un seguro acorde.

Normalmente los seguros a terceros ampliados con cobertura de lunas, te ofrecen el servicio que necesitas, para contar siempre con una reparación profesional.

En estos casos, solo tienes que ponerte en contacto con tu seguro, para comunicar la rotura de lunas y acudir a una empresa especializada para hacer la reparación.

¿Reparación o cambio de lunas?

Una cuestión importante respecto a las lunas que presentan daños o grietas es si deben cambiarse por completo o es posible repararlas.

Para escoger la reparación, el servicio debe solicitarse lo antes posible respecto al momento en que el daño se ha producido.

Si se deja el tiempo pasar, puede ampliarse la grieta hasta hacerse irreparable. Aún así, es posible que se quede alguna marca como señal de lo sucedido.

Por eso, la mayoría de veces es más recomendable cambiar completamente la luna, por una nueva que nos ofrezca la mejor visibilidad posible.

¿Cómo se cambia la luna del coche?

Por lo general, es mejor acudir a una empresa especializada en este servicio, ya que para cambiar la luna del coche hacen falta herramientas apropiadas y conocimiento de lo que se está haciendo.

En cualquier caso, te resumimos los pasos que forman parte de este proceso:

  • Primero se hace la preparación de todas las herramientas y del espacio del coche sobre el que vamos a trabajar.
  • Tras unos pasos de limpieza, debemos retirar la luna, para lo que se suelen utilizar dobles ventosas, una en el lado del conductor y otra en el del pasajero.
  • Con la luna retirada, se limpia y prepara todo el marco, de igual forma que también se ajusta la luna nueva con los materiales adhesivos apropiados.
  • Tras unas comprobaciones, se colocará de nuevo la luna con la ayuda de las ventosas dobles.
  • Finalmente se aplicará un proceso de sellado, para que quede completamente fijada al espacio del vehículo.
  • Terminamos el proceso con la retirada de cualquier elemento que haya quedado sin quitar previamente, montaje de aquello que tuviéramos que haber desmontado y limpieza de toda la zona de trabajo.

Para cada uno de estos pasos, hay que aplicar materiales específicos y utilizar herramientas como caballetes, pistolas de extrusión, adhesivos de base poliuretano o incluso equipos de ultrasonido, por ejemplo para descartar cualquier problema de estanqueidad.

Por estos motivos, te recomendamos siempre acudir a profesionales con experiencia y recursos necesarios, para cambiar la luna de tu coche de la mejor forma posible.