¿Cómo evolucionará el sector del renting automovilístico en 2020?

18 Julio, 2019

Body: 

El renting es una modalidad cada vez más demandada, mientras las matriculaciones en la industria del automóvil descienden. ¿Qué futuro se plantea para este servicio de alquiler?

 

En los meses de enero y febrero de 2019, hay registradas 46.288 operaciones de renting en España, según datos ofrecidos por la Asociación Española de Leasing y Renting.

 

Esta cifra representa un incremento del servicio de un 3,3% con respecto a periodos anteriores. El renting, por tanto, evoluciona al alza y parece que seguirá así el próximo año.

 

Sin embargo, no sucede lo mismo con la matriculación en global. En España estos dos meses las cifras cayeron un 8,4% sumando los segmentos de turismos y todoterrenos. Solo 194.250 unidades fueron matriculadas.

 

Si el sector no está en su mejor momento, ¿por qué el renting mantendrá un crecimiento en 2020?

 

La incertidumbre del mercado beneficia al renting

 

Precisamente, esta situación es uno de los motivos por los que el renting es cada vez más demandado. La industria achaca múltiples factores confluyendo al mismo tiempo.

 

El más grave es el relativo al diesel y su futuro. Hay una constante negatividad hacia este combustible, pese al intento de fabricantes de explicar que los nuevos modelos no son tan contaminantes. Esto ha motivado un descenso de ventas abrupto y un futuro bastante desesperanzador para estas versiones.

 

El renting soluciona este problema, al plantear un alquiler a largo plazo (entre 1 y 5 años), pero no tan amplio como representaría comprar de forma particular el vehículo.

 

Reducción de costes con el renting

 

El gasto en un automóvil ocupa el 12,6% de la economía familiar, según indica el Instituto Nacional de Estadística (INE), sumando gastos de financiación, combustible y mantenimiento.

 

El renting permite reducir estos gastos a la cobertura del combustible y una cuota mensual, menor que la que impone una financiera.

 

Si a ello le sumamos el hecho de que las empresas suministradoras del servicio de renting, están consiguiendo reducir los precios de las distintas modalidades de alquiler de vehículos, para los conductores es mucho más atractivo que tener que afrontar una financiación completa del coche.

 

El renting y los cambios en los hábitos de consumo

 

Parte de esta nueva tendencia hacia el renting, se basa en los cambios que hoy en día pueden identificarse en los hábitos de consumo.

 

Cada vez se refuerza el interés de un pago por uso, restando así importancia a la posesión de bienes de diverso tipo, incluyendo el automóvil.

 

Precisamente el renting se basa en esta filosofía. La "no propiedad" del vehículo permite al cliente beneficiarse de su uso como si fuera suyo, con todos los beneficios que aporta, pero restando de forma notable las obligaciones en términos de costes.

 

La empresa se hace cargo del mantenimiento, de los seguros y de todas las gestiones que requieren los vehículos.

 

Hasta ahora, el factor de "no propiedad" era un elemento decisivo por muchos conductores, dada la tradición de tener posesión del vehículo.

 

Al cambiar el hábito, este elemento ya no es decisivo, lo que ha ayudado a impulsar el servicio de renting de una forma más destacable que en épocas anteriores. Por ese motivo, se cree que la tendencia continuará en 2020 y a más largo plazo.