¿Cómo reducir la contaminación en las ciudades?

15 Enero, 2020

Body: 

La contaminación en las ciudades es uno de los problemas más importantes en la actualidad. Te contamos algunas medidas existentes para reducirla.

 

La contaminación en las ciudades sigue creciendo de forma generalizada. Es evidente que tenemos que aplicar todas las medidas posibles para reducirla al máximo.

 

Muchas de estas medidas están relacionadas con el tráfico, ya que los vehículos son responsables de gran parte de la emisión de gases contaminantes. Dado que su mayor concentración se da precisamente en las ciudades, se convierten en protagonistas de la mayoría de medidas existentes.

 

Restricción del tráfico en los centros urbanos

 

Una de las medidas más conocidas es la restricción del tráfico en los centros urbanos. No es algo innovador, dado que desde hace años varias capitales europeas lo están aplicando.

 

Lo que sí es novedad es que esta medida se está presentando con mayor urgencia que nunca ante el problema medioambiental actual. Además de que comienza a ser necesario en más entornos que en las grandes capitales.

 

Como es lógico, su efecto es inmediato. En cuanto se restringe el tráfico a los vehículos más contaminantes, el volumen de emisiones como CO2 disminuye considerablemente.

 

Fomento del coche eléctrico

 

El coche eléctrico se presenta como la mejor alternativa de transporte personal y profesional no contaminante.

 

Pero para que esta medida tenga resultados, hay varias cuestiones que deben abordarse. La primera de ellas, garantizar la autonomía en las ciudades. Esto implica poner más puntos de carga desde los que los vehículos puedan asegurar su recarga siempre que lo necesiten.

 

Por descontado, también debe incentivarse una mayor adquisición de este tipo de coches. Su cuota de mercado crece cada año, pero de forma muy lenta por el precio que algunos vehículos requieren.

 

Desde asociaciones y empresas, se solicitan medidas a los Gobiernos, para que reduzcan los impuestos asociados a la compra de coches eléctricos o incrementen las facilidades y ayudas, a los consumidores interesados.

 

Fomento del transporte publico

 

El transporte público también es una alternativa de transporte en las ciudades, que ayuda a reducir la contaminación existente.

 

Utilizando el transporte público se reduce la cantidad de coches en circulación, se amplía el espacio de estacionamiento y la congestión de vehículos es menor.

 

Además, también se está invirtiendo en una conversión de las flotas de autobuses con motor de combustión a motores eléctricos. Esto ofrece una ventaja adicional a esta medida, con la que reducir la contaminación en las ciudades.

 

Infraestructuras para movilidad urbana

 

La movilidad urbana es otra tendencia al alza, que ayuda en esta lucha contra la contaminación ambiental.

 

Las bicicletas, patinetes eléctricos y otros medios de transporte personal por la ciudad, son cada vez más frecuentes.

 

Los Ayuntamientos invierten en infraestructuras que facilitan el trayecto con estas soluciones de movilidad, con el fin de que cada vez más gente opte por ellas en lugar de coger su coche.

 

Mayor uso de energías sostenibles

 

Los coches no son ni mucho menos los únicos responsables de la contaminación en las ciudades. De hecho, buena  parte de esta responsabilidad recae en los edificios y el gasto energético que suponen.

 

Por ese motivo, cada vez hay más proyectos de construcción de obra nueva, en los que las energías sostenibles son una prioridad.

 

Con el esfuerzo conjunto de todos los sectores y de todos los ciudadanos, conseguiremos la reducción de contaminación en ciudades que tanto necesitamos.