Como saber qué líquido de frenos usa mi coche

06 Agosto, 2021

Body: 

El líquido de frenos es uno de los elementos más importantes de tu vehículo. Si tienes que cambiarlo, asegúrate de escoger el correcto. Te contamos cómo hacerlo.

El líquido de frenos es recomendable cambiarlo de 2 a 4 años después de comprar el coche o a partir de los 60.000 kilómetros, según los hábitos de conducción.

La sustitución de este elemento la puedes hacer por tu cuenta, pero es muy importante elegir el tipo de líquido de frenos adecuado.

Si escogemos un tipo de este líquido incorrecto, podríamos dañar el sistema de frenos del vehículo, lo que nos obligaría a cambiar todas las piezas afectadas.

Cambio de líquido de frenos en un taller oficial

La primera recomendación para cambiar los líquidos de frenos es acudir a un taller oficial para realizar esta labor.

Puede ser parte de un mantenimiento más general o solicitar específicamente este cambio, con las ventajas que supone hacerlo en un taller.

Para empezar, porque te dirán realmente si necesitas hacer ya este cambio o si todavía puedes esperar un tiempo para ello.

Además, te indicarán el modelo exacto de líquido de frenos que necesita tu coche, por lo que podrás cambiarlo con todas las garantías.

Por último, a pesar de lo sencillo que pueda aparentar cambiar el líquido de frenos, es siempre aconsejable contar con profesionales con experiencia y recursos necesarios para este tipo de trabajos.

Cómo saber el líquido de frenos que necesita mi coche

Si decidimos hacer el cambio por nuestra cuenta o, simplemente, queremos saber qué líquido de frenos necesita nuestro coche, hay dos formas de hacerlo.

Por un lado, podemos acudir al manual del fabricante. En él se especifica la tipología de cada uno de los elementos que podemos necesitar reponer.

Si seguimos las instrucciones del fabricante, no correremos ningún riesgo de equivocarnos a la hora de realizar este tipo de cambios.

Si no podemos aprovechar el manual del fabricante, tenemos una última alternativa para saber qué líquido de frenos necesita el coche.

Está siempre especificado en el tapón del depósito del líquido, por lo que solo necesitamos consultarlo para saber cuál necesitamos.

En cualquier caso, es importante conocer la ubicación del depósito de líquido de frenos, para comprobar su estado y saber si tenemos que cambiarlo o reponerlo.

Importancia del líquido de frenos

El líquido de frenos es uno de los elementos más importantes del vehículo, en concreto en lo referente a la seguridad durante la conducción.

Este líquido ayuda a transferir el movimiento y la fuerza necesarios para que el coche frene cuando pisamos el pedal correspondiente.

En este proceso se genera un calor excesivo, cuya consecuencia puede ser formar humedad que afecte al sistema hidráulico de los frenos.

Uno de los papeles del líquido de frenos es absorber esta humedad y evitar que el sistema sufra un fallo por el calor generado.

Como líquido, también es un efectivo lubricante para todas las piezas que forman parte del sistema de frenado del vehículo, evitando con ello problemas como la corrosión.