Consejos para no dormirse al volante

30 Julio, 2021

Body: 

Uno de los mayores riesgos al conducir es dormirse al volante. Para evitarlo te ofrecemos algunos consejos que puedes poner en práctica ya mismo.

A la hora de conducir, la concentración es imprescindible. Para ello debemos estar despiertos y centrarnos exclusivamente en lo que pasa en la carretera.

Hay muchos motivos por los que esta concentración puede ir reduciéndose y que nos distraigamos al volante. Peor todavía es si nos dormimos o sufrimos somnolencia, ya que el riesgo de accidente es muy alto.

Para evitar dormirte al volante, te ofrecemos en este artículo unos útiles consejos, que te van a servir tanto en tus trayectos rutinarios, como para cualquier viaje en coche que realices.

Asegúrate un buen descanso previo

La regla principal para no tener sueño es dormir bien. Debería ser algo clave en tu rutina diaria, pero sobre todo si al día siguiente vas a hacer un viaje de largo recorrido e inusual.

Para ello también es importante la planificación. Si vas a hacer un viaje en coche, no dejes para última hora todos los preparativos. El final del día anterior debe ser exclusivamente para tu descanso.

Conduce en horas que no tengan tanto riesgo

Para cualquier viaje a gran distancia se recomienda hacerlo a primera hora de la mañana o a última del atardecer.

Hay muchos motivos para ello, desde el tráfico hasta también evitar las horas clásicas de sueño, como después de la comida.

Sin embargo, lo mejor que puedes hacer es amoldar ese horario a los momentos en que te sientas con más energía.

Si no sueles madrugar, hacerlo para un viaje puede tener como consecuencia que no hayas dormido bien. Sin ese descanso oportuno, ponerse al volante es un riesgo.

Protégete del sol siempre que puedas

El sol dificulta la visibilidad en carretera y, además, puede provocar somnolencia en el conductor. ¡Debes evitar estos efectos!

Conducir a unas horas en que el sol no suponga un riesgo es el mejor consejo. Pero si no te es posible, simplemente lleva gafas de sol.

Además, te recomendamos que escojas unas gafas con un acabado óptimo en términos de funcionalidad. Mejor si son fabricadas específicamente para una conducción más cómoda.

Mantén una buena temperatura en el coche

El calor excesivo puede hacer que te entre el sueño incluso cuando estás conduciendo. Es importante mantener una temperatura óptima en el coche.

Si vas por ciudad o por una carretera por la que se circula a velocidad moderada, deja entrar el aire fresco en el habitáculo.

Para trayectos a mayor velocidad o en los que debas subir la ventanillas, aprovecha el aire acondicionado.

Mantén una temperatura fresca, con la que se pueda conducir de forma cómoda y que te ayude a mantener esa necesaria concentración al volante.

Aprovecha la música de acompañamiento

Conducir con música es una experiencia muy agradable, al mismo tiempo que es útil para evitar que te duermas.

Obviamente, te recomendamos escoger una música animada, motivadora y que no te distraiga. Simplemente que se limite a acompañarte durante el trayecto.