Consejos para no contaminar con tu coche

13 Agosto, 2019

Body: 

Comprar un coche que contamine lo menos posible no es lo único que podemos hacer por el medioambiente. Siguiendo estos consejos, nuestro impacto en el entorno se reducirá.

 

Todos los conductores queremos contaminar lo menos posible. Por eso invertimos cada vez más en coches ecológicos, cuyas emisiones sean más reducidas y que en marcha emitan menos gases contaminantes.

 

Sin embargo, no todo depende del coche. También podemos adquirir hábitos como conductores, que nos ayuden a contaminar menos. A continuación descubrirás cómo:

 

Conduce de forma prudente

 

Los acelerones y los frenazos se producen cuando no conducimos de forma prudente. Esto nos hace consumir exceso de combustible de una forma innecesaria y emitir mayor cantidad de gases contaminantes.

 

Una conducción prudente, además de darnos seguridad, nos ayuda también a contaminar menos, por lo que es doblemente beneficiosa.

 

Utiliza las marchas de manera correcta

 

El mismo problema sucede con un uso inadecuado de las marchas. Si forzamos el motor en marchas incorrectas, aumentamos la combustión y, con ello, el gasto de combustible.

 

No dejes el motor al ralentí

 

Si tienes la ocasión de detener el coche, hazlo. Dejar el motor a ralentí cuando vamos a estar parados durante demasiado tiempo solo repercute en gasto.

 

Es un gasto de combustible, de mecánica, de batería y todo ello deriva en una mayor contaminación.

 

Planifica bien tu ruta

 

¿La mejor forma de contaminar menos con el coche? Obviamente, usándolo menos. Para ello, planifica la ruta de tu viaje, buscando la mejor forma de llegar y evitando perderte.

 

Además de ahorrar tiempo, evitarás tener que gastar combustible buscando el camino correcto y contaminarás menos.

 

Modera el uso de aire acondicionado

 

Uno de los elementos que más combustible gasta es el aire acondicionado. Si realizamos un uso óptimo del mismo, en las situaciones que de verdad haga falta, notaremos que su consumo será mucho menor.

 

En ciudad podemos bajar las ventanillas para airear el coche. Y cuando arrancamos podemos esperar unos minutos antes de encender el aire. Ambas medidas nos ayudarán a reducir el consumo de combustible y la contaminación que generamos.

 

Mantén tu coche en buen estado

 

Otro de los motivos por el que podemos estar contaminando mucho con nuestro coche es un mal mantenimiento.

 

Es recomendable siempre tener el coche a punto y completamente revisado, para evitar problemas de mecánica y electrónicos, pero también de exceso de combustible.

 

Algunos de los elementos que más tenemos que vigilar son la batería, el sistema de encendido, el tubo de escape, el sistema de inyección, el filtro de aceite, los frenos o el estado de las ruedas. En una sencilla revisión podemos garantizar que todos ellos funcionan de forma óptima.

 

No solo es útil para el medioambiente, también puede ayudarnos a mejorar la seguridad en el coche.

 

Apuesta por los coches eléctricos

 

La mejor forma de contaminar menos con nuestro vehículo es, precisamente, teniendo un coche que contamine menos.

 

En este sentido, los coches eléctricos son la mejor opción actualmente. Con ventajas fiscales y otros beneficios, como acceso a determinadas zonas urbanas y preferencia en estacionamiento, cada vez son una alternativa más atractiva.