¿Cuándo hay que cambiar el amortiguador de un coche?

09 Julio, 2021

Body: 

El amortiguador es una pieza fundamental del vehículo. Saber cuándo es el momento de cambiarlo puede evitarnos problemas y riesgos durante la conducción.

Un amortiguador se encarga de que la suspensión del vehículo funcione correctamente. Gracias a estas piezas disfrutamos de estabilidad y control del coche cuando conducimos.

Como el resto de piezas, los amortiguadores también pueden estropearse. En este artículo te contamos cuándo es recomendable cambiarlos y cuándo identificar una posible avería.

Consejos para cambiar el amortiguador de un coche

Por lo general, se recomienda cambiar el amortiguador de un coche cada 5 años, pero si usas habitualmente el vehículo, será preferible cada 60.000 Km.

Ten en cuenta, además, que se recomienda también revisar los amortiguadores cada 20.000 Km si quieres identificar fácilmente posibles averías y actuar de forma inmediata.

Obviamente, si se confirma una avería, los amortiguadores deben cambiarse cuanto antes. No hacerlo hará peligrar la estabilidad del vehículo.

Las revisiones pueden ayudarnos a evitar este problema, pero si prestamos atención al comportamiento del coche, también podemos identificar cualquier posible desgaste.

Una conducción inestable tanto en las curvas como al frenar

Cuando los amortiguadores están dañados o demasiado desgastados, el coche tiende a inclinarse demasiado cuando cogemos una curva.

Otra señal de que pueden estar sufriendo algún tipo de problema es que, cuando frenamos con algo de intensidad, el chasis se mueve lateralmente.

Ruidos provocados por los amortiguadores

Un amortiguador en buen estado no tiene por qué generar ningún tipo de ruido. De hecho, son elementos clave en el confort durante la conducción.

Por este motivo, en el caso de que notemos ruidos, sobre todo cuando estamos girando en una curva o si cogemos baches en la carretera, es posible que esté dañado.

Los clásicos rebotes al conducir

Una de las señales más notables de que los amortiguadores están dañados es la de generar rebotes cuando se coge un bache. Hablamos por descontado de rebotes demasiado acusados.

Si notas estos rebotes y quieres confirmar si estas piezas están dañadas, apóyate sobre la carrocería de tu coche y empújalo hacia abajo.

Con unos amortiguadores óptimos, debería recuperarse la posición original, sin que ningún rebote se generase.

Neumáticos especialmente desgastados

Los neumáticos suelen reflejar con mayor claridad cuándo alguna pieza del coche relacionada está sufriendo un desgaste o daño.

En el caso de los amortiguadores, este desgaste se verá reflejado también en el de los extremos del vehículo.

Conforme veamos que los neumáticos se desgastan más por este lado, podemos relacionarlo con los amortiguadores.

La explicación de este fenómeno consiste en que los neumáticos no reciben la presión óptima, así que debemos primero cambiar los amortiguadores y luego probablemente cambiar los neumáticos.

El coche se inclina al conducir

Los amortiguadores actúan sobre los neumáticos y también sobre los ejes del vehículo. Si notas que se inclina o hay desniveles, es que sucede algún problema.

En estos casos normalmente nos encontramos ante una fuga en los amortiguadores. Lo más probable es que, para comprobar si existe este problema, debas hacer las pruebas pertinentes con el motor del coche arrancado.