¿Cuándo es mejor el leasing que el renting?

17 Noviembre, 2019

Body: 

Tanto leasing como renting son dos opciones de financiación del vehículo muy interesantes. Sin embargo hay situaciones en las que el leasing debería ser tu primera opción.

 

El leasing y el renting cobran fuerza en España como métodos de financiación de vehículos. Ambas opciones presentan ventajas con respecto a la compra habitual de un coche.

 

Pero entre ellas también hay diferencias. De hecho, hay situaciones en las que es bastante claro que te conviene más escoger leasing que renting.

 

En este artículo exponemos cuándo se dan estas situaciones y por qué tu elección final, si se dan las condiciones idóneas, debe ser el leasing.

 

Cuando queremos comprar el vehículo

 

Tanto leasing como renting se conciben como métodos de financiación en alquiler del vehículo. Sin embargo, algunos clientes que se acogen a ellos, quieren ser propietarios del coche cuando termine el contrato.

 

El renting no da esa opción. Exige al cliente que devuelva el vehículo, cuando ha expirado el plazo de uso contratado. Por tanto, debemos escoger el leasing en este caso.

 

Pero no vale cualquier leasing. Hay distintas variables de este método de financiación, siendo algunas también las que exigen devolución del vehículo. Debemos escoger, por tanto, un leasing con opción de compra al término del contrato.

 

El leasing se plantea a más largo plazo

 

Precisamente por el concepto anterior, se plantea el leasing como una operación financiera más a largo plazo.

 

El renting expone el beneficio de disfrutar un vehículo en alquiler. Dado que se tiene que devolver, es lógico que siempre se desee contar con un coche nuevo y en las mejores condiciones posibles. Sobre todo para quienes renuevan el contrato con otro vehículo al término del anterior.

 

El leasing, por tanto, es una operación pensada para superar los 5 o 7 años. Muchas veces con la compra del vehículo como acción final. Si no está en nuestras intenciones cambiar cada poco tiempo de coche, es más beneficioso optar por esta modalidad.

 

Leasing solo para empresas

 

El leasing está pensado exclusivamente para empresas. Por tanto, si tienes duda entre el renting y esta modalidad, solo podrás decidirte si el vehículo va destinado a fines profesionales. En caso contrario, el renting es la única opción válida.

 

Esta característica, ha motivado a desarrollar servicios de leasing más beneficiosos para las empresas, con ventajas fiscales importantes, que pueden ofrecer una ayuda significativa, en el balance de cuentas de la compañía.

 

Cuando quieres reducir gastos mensuales

 

Por las condiciones de contratación, un leasing suele presentar unas cuotas mensuales más bajas que el resto de opciones de financiación de un coche.

 

No obstante, esto puede variar. Si en el contrato negociamos que la entidad financiera se haga cargo de ciertos gastos, como del mantenimiento del vehículo, la cuota puede incrementarse.

 

Pero de forma general, la cuota mensual del leasing es considerablemente más baja que la del rentig. Es perfecto si quieres reducir gastos mensuales de la empresa. Disfrutarás de un nuevo coche, pagando menos todos los meses que si lo comprases en un concesionario.