¿De qué depende el precio de un leasing en un coche eléctrico?

18 Mayo, 2020

Body: 

¿Estás pensando en comprarte un coche eléctrico? La opción de un leasing para este tipo de vehículos puede ser interesante para ti.

 

Los coches eléctricos tienen un gran atractivo en la actualidad. Son sostenibles, tecnológicamente vanguardistas, atractivos en diseño y muy eficientes.

 

Sin embargo, hay dos elementos que frenan un poco a los compradores interesados. El primero de ellos es el precio, algo más elevado (aunque la tendencia es a la baja) que modelos tradicionales.

 

El segundo elemento que crea incógnitas en los compradores es el de sus posibles reparaciones, dado que aunque en estos coches son menos cuantiosas, cuando aparecen suelen costar más que en coches de combustible.

 

Ante estas dudas, el leasing como método de financiación es una opción cada vez más acogida por los compradores interesados.

 

Si es tu caso, te explicamos qué factores influyen en su precio y por qué en el caso de los coches eléctricos es tendencia.

 

Factores que influyen en el precio de un leasing

 

El leasing es un contrato de alquiler por el que el cliente paga una cuota mensual, con la opción de poder comprar el vehículo al final del contrato, obviamente por un precio mucho menor al de su salida de fábrica.

 

La cuota mensual de este servicio depende, como en cualquier contrato similar, del precio del coche eléctrico y del periodo de financiación.

 

En el caso de los coches eléctricos, el leasing puede abarcar un periodo de entre 2 y 6 años. Como comentamos antes, al final de este periodo el conductor puede decidir comprar el vehículo a un precio mucho más asequible o bien finalizar el contrato.

 

Factores del coche eléctrico determinantes en un leasing

 

Además de esta cuota mensual estándar, hay factores inherentes al coche eléctrico que pueden hacer variar su precio.

 

El primero de ellos, que también se aplica a otros vehículos es la cuota de entrada que puede pagar el cliente, ya que cuanto mayor sea, el precio de financiación posterior será menor.

 

Por otro lado, está la gestión del vehículo referente a impuestos, matriculación, etc. que puede asumir el cliente o negociar su inclusión en la cuota mensual de leasing.

 

Pero sumado a todo ello hay un factor clave en el precio de un leasing y su cuota mensual, el mantenimiento.

 

El cliente puede hacerse cargo de las revisiones y de cualquier avería o reparación que pueda tener que asumir.

 

No obstante, también puede derivar esta opción a la empresa financiera, con lo que el leasing tiene una cuota algo más alta, pero con las coberturas necesarias ante cualquier imprevisto.

 

En los coches eléctricos esto es importante, porque aunque tienen por lo general muchas menos averías que los coches tradicionales, en realidad estas reparaciones son más costosas.

 

Así que el cliente debe valorar la opción de incluir el mantenimiento en esta cuota mensual y así olvidarse completamente de gastos imprevistos, durante todos los años que dure el leasing.

 

Por último, también es importante consultar a la empresa financiera las posibles ayudas para el contrato de leasing que tenga disponibles. Con ellas es posible rebajar la cuota mensual y hacer mucho más asequible disfrutar del coche eléctrico.