Nuevo carnet B1 de la DGT: todas las novedades

La DGT presenta el nuevo carnet B1, dirigido a jóvenes desde los 16 años. Te contamos en qué consiste esta novedad y qué ventajas se buscan con ella.

Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, confirmaba a principios de junio que en España se va a habilitar próximamente el nuevo carnet B1, dentro del Plan Estratégico de Seguridad Vial 2030.

La fecha de implantación todavía no está definida, aunque se espera que se pueda acceder a él en un momento entre 2022 y 2023, por lo que en solo unos meses los jóvenes de 16 años ya tendrán la posibilidad de tener su carnet de conducir.

 

¿Qué es el carnet B1?

El carnet B1 que anunció ya hace un tiempo la DGT (Dirección General de Tráfico) está incluido en el marco de la Directiva Europea 2006/126/CE, como una medida opcional entre los países que lo acojan.

Portugal, Reino Unido, Francia e Italia sí que la han acogido y se suma ahora a ellos España, que dará la posibilidad a los conductores jóvenes de obtenerlo.

El carnet B1 consiste en un carnet de conducir que puede obtenerse a partir de los 16 años, para vehículos cuadriciclos pesados, con una masa en vacío inferior o igual a 400 Kg y con un motor de potencia máxima de 15 Kw o inferior.

Este carnet B1 persigue muchos objetivos, entre los que también está facilitar a los jóvenes menores de edad más formas de movilidad personal, tanto por ciudad como por vías interurbanas.

 

Ventajas del carnet B1

El carnet B1 ofrece acceso a vehículos que cuentan con elementos de seguridad equivalentes a los de los automóviles.

Entre ellos destacan los frenos con ABS, así como una estructura cerrada o semicerrada. Esto les presenta como vehículos con mayor seguridad que los ciclomotores y las motos.

El hecho de que por sus características permitan su circulación en vías interurbanas, abre el acceso a mayor movilidad en zonas menos pobladas, rurales o donde el transporte público no ofrece servicios con suficiente calidad.

Otro beneficio del carnet B1 es que se espera que impulse todavía más la electrificación del sector. Son vehículos pequeños, que acogen muy bien este sistema de movilidad.

Por tanto, también representa un aporte importante en el ámbito de la sostenibilidad, dado que fomentaría un aumento de la presencia de vehículos eléctricos en el mercado.

El hecho de que sean los jóvenes los beneficiarios de este carnet B1 y, por tanto, quienes comienzan su conducción con coches eléctricos es una ventaja clara.

La concienciación en las futuras generaciones se asentará desde la base, en lugar de ser un proceso de adaptación al que se tienen que enfrentar los conductores actuales.

Gracias a ello, el impulso de los coches eléctricos debería cobrar un mayor ritmo en los próximos años, hasta consolidarse como la elección predominante entre estos nuevos conductores.

Y por último también representa una oportunidad para todos los fabricantes de coches eléctricos, que ven abierto un nuevo segmento de «microcoches», con un gran potencial de comercialización entre los jóvenes.

Tenemos más artículos para ti