¿Por qué contar con renting/leasing tras el coronavirus?

20 Octubre, 2020

Body: 

El coronavirus ha trastocado nuestra vida, también a nivel profesional. Los servicios de renting/leasing te ofrecen la confianza y flexibilidad que necesitas en estos momentos.

 

En nuestra generación, la pandemia de coronavirus o Covid-19 está marcando un antes y un después en múltiples ámbitos.

 

A nivel social, psicológico y también económico, el coronavirus ha trastocado por completo nuestra forma de ver las cosas.

 

En unos momentos en los que precisamente el trabajo tiene tantas dificultades y el futuro es tan incierto, las opciones de financiación que nos ofrecen el renting y el leasing, representan la confianza y flexibilidad que necesitan tanto empresas como autónomos profesionales.

 

Qué son renting y leasing

 

Renting y leasing son dos modalidades de financiación de un vehículo nuevo, por el pago de una cuota todos los meses.

 

El renting está disponible tanto para particulares como para empresas y autónomos, mientras que el leasing no se ofrece a particulares.

 

Por qué el renting y el leasing son recomendables actualmente

 

Tanto renting como leasing han experimentado en los últimos años un interés creciente por parte de los clientes. Sus ventajas con respecto a otras modalidades de financiación de vehículos, les permiten convertirse en prioridades para muchos profesionales.

 

Sin embargo, la situación actual hace todavía más recomendable contar con estos servicios, sobre todo por la confianza que ofrecen a los clientes.

 

Con este tipo de financiación no hay sorpresas. Sabes en todo momento lo que vas a gastar mensualmente en la financiación del vehículo. De hecho, el renting incluye todos los servicios adicionales con respecto al coche, como es el pago del seguro, la matriculación o incluso el mantenimiento.

 

Además, tienen distintas opciones de contratación, con las que aprovechar la flexibilidad que necesitamos, en una época en la que la economía no nos aporta la estabilidad que nos gustaría.

 

Ventajas para profesionales del renting y el leasing

 

Esta flexibilidad puede disfrutarse, por ejemplo, en la finalización del contrato.

 

Si contratamos el servicio de renting, podemos ampliar el contrato por una duración mayor, adquirir un nuevo vehículo o devolver el actual y finalizar la financiación.

 

Si optamos por el leasing, también contamos con flexibilidad al término de la financiación, pues además de las opciones anteriores, también es posible comprar el vehículo por el valor residual del contrato.

 

La flexibilidad en el renting y el leasing se puede aprovechar desde el mismo momento en el que se negocia una duración del contrato.

 

El renting normalmente se contrata por períodos que transcurren de 1 a 5 años, mientras que el leasing puede durar hasta 6 años y el mínimo es de 2 años.

 

En Renault Financiación también es posible disfrutar de una ventaja competitiva con ambas opciones de financiación. Si lo queremos, podemos prescindir de realizar una inversión inicial y solicitar la financiación del vehículo por completo.

 

De esta forma, podemos adquirir un nuevo coche para nuestra empresa o negocio, sin necesidad de destinar presupuesto a una primera inversión, que en muchos casos supone un reto económico importante. Solo tendremos que preocuparnos de abonar las cuotas cada mes, por el período contratado.