¿Puedo solicitar un coche de sustitución en un accidente sin culpa?

11 Diciembre, 2020

Body: 

El derecho a coche de sustitución es una de las consultas más frecuentes de los asegurados. Resolvemos todas las cuestiones relacionadas con este servicio.

 

Cuando se sufre un siniestro, es bastante probable que debamos dejar el coche en un taller para que se repare todo lo que sea necesario.

 

Algunos seguros incluyen la cláusula de coche de sustitución, para garantizar la movilidad del conductor, durante el período en que el coche se encuentra en el taller.

 

¿Qué es exactamente el servicio de coche de sustitución?

 

A pesar de que parece un concepto sencillo, el de un coche de sustitución sobre un coche siniestrado, este servicio crea muchas dudas entre los asegurados.

 

Vamos a resolverlas comenzando por explicar en qué consiste exactamente este servicio.

 

El coche de sustitución es, en realidad, una cobertura adicional contratada a la aseguradora por parte del cliente.

 

En Renault Financiación, por ejemplo, se ofrece bajo la modalidad de Seguro Vehículo de Sustitución Full. Con este servicio puedes aprovechar un vehículo de sustitución en caso de que el tuyo haya sufrido un robo, daño o avería, proveniente de toda nuestra red oficial Renault.

 

La póliza que contrates delimita el número de veces que puedes solicitar este servicio, así como el tipo de coche que puedes escoger. Por otra parte, el tiempo que estará el vehículo en el taller o que tardes en volver a contar con un vehículo para tu movilidad, condicionará el tiempo que vas a poder llevar ese coche de sustitución.

 

¿Tengo derecho a un coche de sustitución en un accidente sin culpa?

 

Si has sufrido un siniestro por culpa de terceros, la cobertura de un vehículo de sustitución no presenta excesiva complejidad.

 

El problema es si tú eres el responsable del siniestro. En esos casos, algunas aseguradoras no ofrecen este servicio.

 

Otras condiciones que se exigen es que el conductor tenga 21 años y como mínimo un año el carnet de conducir.

 

¿Y si no tengo esta cobertura contratada?

 

Obviamente, sin la cobertura contratada, a priori no se puede aprovechar este servicio. Sin embargo, hay una situación excepcional.

 

Se trata de aquella en la que, sin ser responsable del siniestro, se reclama a la aseguradora el importe del uso de un coche de sustitución.

 

Es decir, no se reclama el coste del servicio, que tiene que asumir el conductor, pero sí el coste del uso que exige el vehículo mientras se ha contratado este servicio.

 

Para solicitar esta reclamación, se debe acreditar que el uso del coche es imprescindible para quien contrata el vehículo de sustitución, ya sea por motivos personales o profesionales.

 

¿Es recomendable el servicio de vehículo de sustitución?

 

Como todas las coberturas adicionales, algunos conductores las encontrarán muy interesantes, mientras que para otros puede que no les resulte atractivas.

 

En el caso del servicio de vehículo de sustitución, te recomendamos que te plantees cuánta necesidad tienes en tu día a día de llevar el coche.

 

Si, además, no tienes una alternativa de transporte, ya sea con otro coche o con transporte público, este servicio es muy recomendable.