¿Qué es la batalla de un coche y qué función tiene?

10 Diciembre, 2021

Body: 

La batalla de un coche es un factor importante en lo que se refiere a su estabilidad. En este artículo te contamos todo lo que tienes que saber sobre ello.

 

La batalla de un coche no suele ser un aspecto al que se le preste especial interés por la mayoría de conductores. Sin embargo tiene una importancia clave en su funcionamiento.

 

¿Qué es la batalla de un coche?

 

El concepto de batalla de un coche es también identificado como la "distancia entre ejes" que existe en un vehículo, tanto en lo referente al eje de las ruedas delanteras como al de las traseras.

 

Función de la batalla de un coche

 

De forma general, la batalla de un coche se desarrolla con el fin de actuar sobre la estabilidad del vehículo en conducción.

 

Normalmente, esta distancia entre ejes tiene una estrecha relación con el viraje de las ruedas, de manera que el giro debe ser de al menos cuatro veces más el diámetro de la batalla de un coche, si queremos poder maniobrar cómodamente.

 

En otras palabras, tenemos que tener en cuenta que para que las ruedas giren correctamente, debe existir una distancia entre ellas apropiada y es ahí donde la batalla entra en juego.

 

Tipos de batallas de un coche

 

Encontramos dos tipos de batallas de un coche, las largas y las cortas, cada una de ellas con sus propias características, aunque ambas cumpliendo una distancia mínima que asegure una buena maniobrabilidad.

 

Una batalla de coche larga suele ofrecer mayor confort, comodidad y estabilidad cuando se conduce a alta velocidad.

 

Sin embargo, la batalla larga no ofrece el mejor rendimiento en las curvas cerradas y tramos demasiado complejos en los giros.

 

Las batallas de coche largas suelen estar instaladas en vehículos de alta gama que, también por su tamaño, suelen requerir una mayor distancia entre ejes.

 

Una batalla de coche corta nos ofrece más agilidad a la hora de tomar las curvas, así como mayor confort en los trayectos urbanos.

 

El problema de las batallas de coche cortas es que no ofrecen tanta estabilidad al conducir a alta velocidad.

 

Muchos turismos cuentan con batallas cortas, porque en la práctica su uso en alta velocidad no es frecuente.

 

Sin embargo, también son instaladas en vehículos deportivos y todoterrenos. Estos últimos, porque suelen recorrer superficies irregulares, donde este elemento es más útil.

 

Pero los coches deportivos aprovechan batallas cortas por el rendimiento que permiten en los giros.

 

A pesar de conducir a alta velocidad, se mantiene la estabilidad gracias a otros factores, ya que la distancia entre ejes no es el único factor que influye en ello.

 

La suspensión, el tamaño que tienen las ruedas, la altura del vehículo, su peso o incluso las características del chasis, pueden afectar de distinta manera a la estabilidad del coche.

 

Por último, vale la pena mencionar una pregunta recurrente entre los conductores. Se trata de la cuestión de si la distancia entre ejes es igual a la derecha que a la izquierda.

 

En teoría sí debe ser la misma para mantener la mayor estabilidad posible en cualquier momento de la conducción. En la práctica, se permite hasta 5 mm de diferencia, sin que ello afecte al rendimiento del coche.