Revisión y mantenimiento de tu coche en invierno

29 Diciembre, 2010

Body: 

Estos consejos de revisión y mantenimiento, ayudarán a preservar una buena condición de tu coche, ante las condiciones adversas del invierno.

La época de invierno puede ser una de las más importantes para nuestro vehículo. Las condiciones climáticas y los cambios en el asfalto, pueden afectar tanto a la fiabilidad del coche, como al propio estado de sus componentes.

Por eso, te ofrecemos unos útiles consejos, con los que mantener una revisión y un mantenimiento apropiados de tu coche, durante toda la época de invierno.

 

Revisa el buen estado de la batería

 

De todos los componentes del coche, en invierno el que puede sufrir más por el frío es la batería.

Una revisión apropiada, puede ayudarnos a identificar el estado actual de la batería. Lejos de correr ningún riesgo, valora la opción de cambiarla cuando muestre signos evidentes de desgaste.

Para un mantenimiento oportuno, intenta dejar a resguardo el coche por las noches, realiza periódicas limpiezas de los bornes y extrema las precauciones, para no dejarte luces y otras funciones eléctricas encendidas.

 

Comprueba el nivel de los líquidos

 

En invierno nuestro coche puede requerir mayor cantidad de recursos para un buen funcionamiento. Los líquidos son especialmente necesarios en determinadas condiciones. Es importantísimo comprobar que están a un nivel apropiado.

Los líquidos en los que debemos fijarnos son, sobre todo, líquido refrigerante, líquido limpiaparabrisas, líquido de frenos, así como el nivel de aceite.

 

Cuida la visibilidad en la conducción

 

La época de invierno trae lluvias, según qué zona incluso nieve, días con niebla y, en general, una menor visibilidad durante la conducción.

Esto nos incentiva a extremar las precauciones en dos sentidos, tanto en la visibilidad de otros vehículos y de la carretera, como también nuestra propia visibilidad para el resto.

Para ello debemos comprobar que nuestras luces funcionan correctamente, probando incluso los faros antiniebla y optimizando el reglaje de los faros en general.

Para garantizar una visibilidad óptima en época de lluvias, asegúrate con antelación que las escobillas limpiaparabrisas también funcionan bien.

Por último, limpia los cristales interiores y comprueba que el sistema anti vaho funciona de forma efectiva.

 

Revisión de los neumáticos

 

Como en cualquier época del año, los neumáticos debes revisarlos para garantizar que se adaptan a las nuevas temperaturas del invierno.

Tanto la presión de inflado como el estado de desgaste de los neumáticos son factores clave, con los que garantizar una conducción segura.

Si lo crees conveniente, valora la posibilidad de cambiar a unos neumáticos de invierno y, por descontado, si es necesario utiliza unas cadenas para circular cuando nieva.

 

Accesorios del coche en invierno

 

El invierno puede presentar situaciones excepcionales de emergencia. Contar con los accesorios apropiados puede permitirnos solucionar cualquier problema en menos tiempo, de forma segura y con total eficiencia.

Lleva siempre contigo una manta para el frío. Una avería puede obligarte a esperar un tiempo a la grúa, expuesto a las condiciones meteorológicas.

Ten siempre unos guantes apropiados para la mecánica del vehículo. Si tienes que modificar alguna pieza, como cambiar una rueda, los guantes te protegerán de cualquier golpe y también del frío.

Si vives en una zona donde el hielo puede presentarse en los cristales, consigue un rascador de hielo específico de parabrisas.

Por último, no salgas de viaje sin los accesorios básicos de agua, linterna y botiquín.